🌼
FidesWeb

COMUNICACIÓN EMPÁTICA

Crecimiento Personal

B´H

LA COMUNICACIÓN EMPÁTICA

Índice

RESPETO Y EMPATÍA

Las emociones de la gente rara vez se expresan en palabras, es más frecuente que se manifiesten a través de otras señales. La clave para intuir los sentimientos de otro, está en la habilidad para interpretar los canales no verbales: el tono de voz, su postura corporal y la expresión facial.

Durante los últimos treinta años de su vida ecléctica, George J. Thompson III, ha estado dando conferencias con un mensaje que el mundo necesita escuchar, un mensaje de tolerancia por los demás seres humanos y por nuestras diferencias externas. El mensaje es que las personas desean:

Necesitamos desarrollar el uso de palabras con empatía para que la comprensión, la tolerancia y el perdón predominen en todas nuestras relaciones.

Si quieres recoger miel, no des puntapiés a la colmena

ejemplos de comunicación empática

  1. No diga: “¡Usted, venga aquí!”. Mejor, pedirlo “por favor” o ir a hablar con la persona.
  2. No diga: “De todos modos, no lo entendería”. Es preferible decir: “Permítame que le intente explicar…”
  3. No diga: “Éstas son las normas”. Si existen reglamentos estrictos, debemos tratar de explicarlos para intentar convencer a nuestro interlocutor.
  4. No diga: “No es asunto suyo”. Una expresión que suele verse como una falta de respeto. Si hay algo que no puede decirse, podemos limitarnos a explicar las razones.
  5. No diga: “¿Y qué quiere que haga yo?”. Resulta mucho más efectivo decir: “Lo siento, no sé qué hacer ahora mismo, pero me gustaría poder ayudarle”.
  6. No diga: “¡Cálmese!”. Puesto que quien dice esto suele hacerlo gritando o incluso amenazando, sólo logra el efecto opuesto. Es preferible decir en voz baja: “Hablemos, seguro que hay una solución”.
  7. No diga: “¿Cuál es su problema?”. Esta frase desencadenará fácilmente un enfrentamiento. Suena más suave decir: “¿En qué puedo ayudarle?”
  8. No diga: “Usted nunca…” / “Usted siempre…”. Esta frase generalizadora está detrás de muchos divorcios y conflictos laborales del mundo. Es mejor sustituirla por: “En este momento, tú/usted…”
  9. No diga: “Es por su propio bien”. Si es cierto, entonces hay que agregar un ejemplo, como: “Si hacemos las cosas de esta manera, para usted será mejor porque…”
  10. No diga: “¡Sea razonable, por favor!”. Dado que todos creemos ser perfectamente razonables, es preferible: “A ver si he entendido bien lo que me ha dicho” y repetir a la persona sus propias palabras para que reflexione en el momento.

¡Comparta!

Twitter Email Linkedin Facebook Tumblr WhatsApp Line
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.