Lectura de reflexión: Gestión del cambio

Gestión del cambio Imágen

LECTURAS DE REFLEXION

Vivimos en un mundo donde todos quieren que sea el otro quien cambie primero. Culpamos al gobierno de nuestros problemas. Cargamos con las culpas a nuestros jefes por el estrés que padecemos. Arremetemos contra los atascos de tráfico por nuestras miserias.

Descargar las culpas de todo lo que está mal en tu vida sobre los hombros de las otras personas es una apática manera de ir pasando por la vida sin tener que demostrar nunca el más mínimo coraje ni enfrentarte de cara a tus debilidades. En realidad significa vivir de una manera cobarde y de convertirte en un ser humano impotente. M. Scott Peck, el autor de EL camino menos transitado, lo explica en los siguientes términos: “Cada vez que buscamos eludir las responsabilidades por nuestro propio comportamiento, lo hacemos a través de descargar la responsabilidad sobre algún otro individuo, organización o entidad. Pero eso significa que estamos entregando nuestro poder a esa entidad”.

Cuando descargas la culpa y la responsabilidad de algo en otras personas, lo que haces es reconocer claramente que no tienes la capacidad de controlar el problema. También estás diciendo que no tienes ninguna opción en el tema ni la capacidad de influir en el resultado. Por lo tanto, cuando les echas las culpas a otras personas, acabas por entregarles el control de tu propia vida, tal como dice Peck. Proclamas que “no puedo cambiar las cosas para bien, solo ellas pueden”. Estas admitiendo que “no puedo cambiar las circunstancias de mi vida, eso solo lo pueden hacer los demás”.

Es esa clase de pensamiento nefasto el que te meterá en una espiral descendente y acabará llevándote a un lugar llamado “ninguna parte”.

Ser Líder

Lo que nos hace humanos al final del día es el poder que todos y cada uno de nosotros tiene para escoger la respuesta a una situación específica. No importa quién seas ni tus antecedentes, tú tienes en tus manos el poder de decidir cómo analizarás los acontecimientos de tu vida. Por lo tanto no esperes a que los demás cambien para que mejoren tus circunstancias. Haz todos los cambios que necesites hacer.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Publicidad